Se encuentra usted aquí

31 minutos llegó a Colombia para los 25 años de Rock al parque

Autor: 
eliana.osorio

Por primera vez, la Alcaldía de Bogotá trae un espectáculo infantil para el Festival

Las redes sociales explotaron cuando Rock al Parque anunció que tendría en su cartel a 31 minutos. Como al inicio no se tenía la certeza de si se trataba de solo una función en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán, los fanáticos entraron en pánico y provocaron decenas de rumores. A pesar de ser el teatro más grande de Bogotá, con cupo para poco más de 1.600 personas, más de nueve mil se unieron a un grupo de Facebook que pedía ponerlo en el escenario principal del Festival, para que mucha más gente pudiera presenciarlo.

“Porque sabemos que va a ser la fiesta más aleta de todo el festival Rock Al Parque, exigimos que 31 minutos cierre un día en el escenario principal como debe ser”, decía el mensaje principal del grupo de la red social, creado justamente por una banda de rock distrital, The Kitsch. A pesar de ser una agrupación caracterizada por su propuesta artística llena de humor, el mensaje parecía muy serio. Millenials quejándose de que no fuera posible hacerlo en el Parque Metropolitano Simón Bolívar, porque no se permite el ingreso de menores de 14 años al festival, y todo tipo de comentarios de los fanáticos de esta popular serie infantil llegaron a distintos canales del Instituto Distrital de las Artes - Idartes, la dependencia de la Alcaldía encargada de llevar a cabo este evento.

Vinieron los memes de que era obligatoria la asistencia de niños y muchos adultos que querían asistir no podrían entrar porque no tenían ni hijos, ni sobrinos, ni amigos con hijos para justificar su entrada. Corrieron comentarios de que esto se prestaría para negocios oscuros como el alquiler de niños a las afueras del teatro y se fabricaron todo tipo de historias. 

Era la primera vez que esta dependencia de la Alcaldía enfrentaba una situación así. En su larga trayectoria, Rock al Parque no había tenido un espectáculo dedicado a los niños, a los menores de 14.

¿Por qué el alboroto con 31 minutos?

Así como otras generaciones crecieron con Plaza Sésamo, que parecía ser la única opción por los limitados canales de televisión en pasadas décadas. De alguna forma, 31 minutos logró cautivar a través de los canales de cable infantiles a una fiel audiencia en Colombia. La que reclamaba el derecho de acudir en masa a verlos.

Este proyecto nació en el año 2003 en Chile como una serie de televisión, una especie de parodia de un noticiero, con historias sobre su equipo de trabajo, compuesto por periodistas, presentadores y el productor general. Los personajes más recurrentes son el presentador Tulio Triviño, el reportero estrella Juan Carlos Bodoque y el productor Juanín Juan Harry, además de Mario Hugo, también reportero; el comentarista de espectáculos Policarpo Avendaño y la practicante Patana Tufillo.